El Cuidado del Bosque Protector Aguarongo
Publicado el: 2017-04-10
En cualquier lugar del bosque protector del Aguarongo, la fragancia de la valeriana y de los árboles de aguarongo predomina. Esta reserva es considerada un laboratorio medicinal, por la amplia variedad de plantas como gañal,...

El Cuidado del Bosque Protector Aguarongo

     En cualquier lugar del bosque protector del Aguarongo, la fragancia de la valeriana y de los árboles de aguarongo predomina. Esta reserva es considerada un laboratorio medicinal,  por la amplia variedad de plantas como gañal, matiquilcana, valeriana, manzanilla, cedrón, gañal y chuquiragua. En los senderos de la reserva se colocaron placas con información sobre cada una de las especies. Otro atractivo es el sarar, que tiene un tronco alto y grueso.
 

    El Aguarongo es la especie que abunda en este bosque protector y es la planta insignia, por eso recibió ese nombre. Crece a más de 2 800 metros sobre el nivel del mar. Se destaca por su forma porque nace como un penco con ramas prominentes y con espinos en los bordes.

    El Aguarongo también es un centro de educación y sensibilización ambiental para estudiantes. Además, los poblados cercanos apoyan a la conservación. Antes de ser considerado bosque protector ellos ingresaban para obtener leña.

    La reserva ofrece lugares para el tránsito de los turistas. En 1984, el Estado declaró al Aguarongo como Bosque de Vegetación Protectora. Ahora es administrado por la Fundación Rikcharina y la comunidad de Jadán.

    Al Bosque Protector se accede por la parroquia Jadán (Gualaceo), a través de un camino de lastre que lleva hasta el Centro de Interpretación. Desde allí hay seis senderos cuyo recorrido toma entre una y cuatro horas. Existen 300 quebradas y 60 humedales que provén agua a Gualaceo, Cuenca y Sígsig.


    Para las 260 familias indígenas y campesinas que habitan en la comunidad de El Carmen de Jadán, el cuidado de la riego en Gualaceo.

    En la actualidad, más del 90% de la comunidad cree en la protección del bosque para garantizar el agua para el futuro. Por eso son parte de los controles diarios en la zona, mingas y las campañas de socialización y reforestación.

    En el Bosque Protector Aguarongo se realizaron campañas de reforestación con especies nativas.

    Gracias a este trabajo, El Carmen de Jadán recibió apoyo económico de entidades públicas y organizaciones no gubernamentales para el desarrollo de proyectos. El último que está en marcha cuenta con el apoyo del Municipio de Gualaceo y del Fondo de Conservación de la Cuenca del Paute (Fonapa).
 

    Se trata de la protección de sitios como Huaja Huayco, Bombo Huayco, Latipugro, Torre Cruz que son considerados como colchones de agua y fuentes hídricas. Allí, se colocarán cercas con pilares de hormigón y alambrados.

    Solo con mingas, las 260 familias cercaron 16 microcuencas y humedales para evitar el paso del ganado, que  contaminan el agua con las heces. “Ingresamos los materiales en hombros”, cuenta Jorge Guartasaca, presidente del sistema de riego de la zona, que capta el agua del Aguarongo. Se realizaron varias mingas y cercaron 2,4 hectáreas de humedales, así como campañas de reforestación con 16.000 plantas en sitios degradados del bosque y la zona de amortiguamiento incluye especies nativas como el sarar, chachaco, laurel de cera, romerillo, quinua y alisos. En este proyecto se invierten USD 41.000 de fondos de la empresa Arca Continental, Coca Cola, Municipio de Gualaceo. La comunidad aporta con la mano de obra. Lo importante es conseguir que ningún vecino de la comunidad ingrese a la reserva para pastorear el ganado.     De los habitantes de la comunidad depende la conservación del  bosque, que es el hábitat de venados, conejos, tigrillos… y una infinidad de plantas medicinales como el romerillo, chuquiragua, manzanilla, cedrón, entre otras variedades. Todos conocen las bondades medicinales de cada especie y por eso, cuando necesitan alguna, ingresan al bosque y recogen solo la porción que necesitan para preparar sus aguas medicinales. Al interior del bosque el silencio solo es interrumpido por el trinar de las aves.
 

Bibliografía: http://especiales.elcomercio.com/planeta-ideas/planeta/marzo-5-del-2016/260-familias-cuidan-el-aguarongo

Cargando...
Ediciones anteriores
Suscríbase a nuestro boletín
enviar
Estamos también en
youtube wordpress
Estamos en la redes sociales
g-99 2013. Todos los Derechos Reservados.